sábado, 10 de octubre de 2015

SANGRE




NUNCA APRENDEREMOS LA INUTILIDAD DE LAS GUERRAS
 NI CALIBRAREMOS DESDE FUERA TODO EL DOLOR QUE ENGENDRAN



       GRANATE



Miradla atentamente:
es granate
la sangre del valiente.

 Sangre de héroes anónimos
Sin plazas con su nombre
Ni caballos de bronce
Entre las piernas.

Sangre con óxido de siglos.

Granate
como los mantos regios
orlados de armiño.
Como las gualdrapas
de caballos enemigos.


Sangre amarga,
granate
 como el vino
bebido en las tabernas
antes de la muerte 
y la batalla

Soldados vencidos
Buscan en lo alto
la estrella
que ilumine su heroísmo.

Herschel se ha apagado
y el cielo está sombrío.

En la tierra
un rosal granate 
cuaja en su honor
flores de terciopelo frío.




NO HAY PALABRAS PARA LA SANGRE DE UN NIÑO


                               





No hay comentarios:

Publicar un comentario